sábado, setembro 10, 2011

...

... (...) Siempre me quedará, la voz suave del mar, volver a respirar, la lluvia que caerá, sobre este cuerpo, y mojará, la flor que crece en mí, y volveré a reír, y cada día un instante, volveré a pensar en ti. Y en la voz suave del mar, y en volver a respirar, la lluvia que caerá... (...)...